El cuidado de la tierra, responsabilidad del cristiano

cuidar la tierra

Por: Sem. Francisco Emmanuel Gómez García. |
Primero de Teología. |

dsc_0017

Francisco Emmanuel Gómez García

La humanidad vive un giro histórico, notable en los adelantos que se producen en diferentes campos, por ejemplo: en el ámbito de la salud, de la educación y de la comunicación. A la par de los adelantos ya antes mencionados se ha desarrollado una globalización de la indiferencia que en palabras del Papa Francisco tomadas de su Exhortación Apostólica “Evangelii gaudium” se traduce en la incapacidad de compadecernos ante los clamores de los demás, como si todo fuera una responsabilidad ajena.

Con respecto al planeta Tierra y a los bienes que Dios ha puesto en ella, los hombres hemos crecido pensando que somos sus propietarios y dominadores, autorizados para abusar irresponsablemente del suelo, agua, aire y de los seres vivientes. Por eso entre los clamores de los pobres más abandonados y maltratados, -menciona el Papa Francisco en la Carta Encíclica “Laudato si´”– está nuestra oprimida y devastada tierra que clama por el daño que provocamos a causa del uso desmedido de los bienes que nos ofrece.

En los relatos de la creación, en el libro del Génesis, se sugiere que la existencia humana se basa en la relación con Dios creador, con el prójimo y con la tierra. Según la Sagrada Escritura, estas relaciones vitales se han roto por el pecado. Consecuentemente la violencia que hay dentro del corazón humano, herido por el pecado se manifiesta en el alejamiento del camino de Dios, el desinterés por los otros y en la grave enfermedad que padece nuestro planeta.

Como cristianos estamos llamados a ser responsables ante una tierra que es de Dios. Nuestro cometido dentro de la creación, así como nuestros deberes con la naturaleza y el creador forman parte de nuestra fe, esto implica que el ser humano debe respetar las leyes de la naturaleza y los delicados equilibrios que hay entre los seres de este mundo. Somos los instrumentos de Dios para que nuestro mundo sea lo que él soñó al crearlo y que responda a su proyecto de paz, belleza y plenitud.

Fuentes:
– Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium”. Papa Francisco.
– Carta Encíclica “Laudato si´”, Sobre el cuidado de la casa en común. Papa Francisco.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: