CARACTERÍSTICAS DEL CANTO LITÚRGICO (3)

“Proclamar por la mañana tu misericordia y de noche tu fidelidad, con arpas de diez cuerdas y laúdes sobre arpegios de cítaras.” Sal. 91, 3-4

Ésta es la tercera edición en la que les comparto una cápsula litúrgico-musical, la cual nos da los elementos y características importantes de los cantos que forman parte de la Santa Misa. Ahora les presento los cantos de presentación de los dones (Ofertorio) y el Sanctus (Santo).

 

 
Canto:
Presentación de los dones
(Ofertorio)
Sanctus
(Santo)
Idea espiritual y celebrativa que debe contener:
 
(su esencia)
+ Ofrenda de la propia vida, simbolizada en la ofrenda material de los bienes recibidos de parte de Dios
+ Elementos que Cristo toma para convertirlos en su cuerpo y sangre
+ Es parte de la plegaria eucarística, momento de gloria y unión de la Jerusalén celeste con la Iglesia peregrina.
+ Prepara a vivir los siguientes momentos del sacrificio eucarístico.
Género:
Procesional
Aclamación-Himno
¿Es del Propio o del Ordinario de la misa?
Propio de la misa
Ordinario o Común de la misa
¿Es canto ritual? O ¿acompaña un rito?
Acompaña la presentación de los dones
Ritual
¿Quién o quienes lo cantan?
+ Coro y pueblo
+ Coro solo
+ Pueblo solo
+ Coro y cantor alternando
+ Sólo música
+ Sacerdote, coro y pueblo (el coro o el sacerdote pueden entonarlo, iniciarlo)
+ Cantor solista (sólo para el Benedictus)
+ Pueblo solo
¿Cuándo comienza y cuándo termina el canto?
Inicia concluido el Credo y la oración de los fieles, o en su defecto, al terminar la homilía o el silencio meditativo después del evangelio.
Termina al depositar las ofrendas del pan y vino sobre el altar; aunque lo más usual es prolongue hasta que el que preside se lava las manos.
Al terminar el prefacio del día, que es un elemento propio; es fácil distinguir el momento, pues todo prefacio siempre concluye con la invitación a unir nuestra alabanza con la de los ángeles.
Puesto que es ritual, termina según dure su ejecución.
Notas litúrgico-pastorales
+ También en este canto pueden reforzarse o retomarse algunas de las ideas de las lecturas y evangelio.
+ La oración sobre las ofrendas también nos puede dar una idea.
+ Es el canto culmen en la celebración, majestuoso y significativo, por ello, más que ningún otro canto del Ordinario, se debe evitar hacer recitado.

 

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: