Santos Inocentes

Por: Sem. Edgar Gerardo Sánchez Cabrera. |
Curso de Humanidades. |

sanchez-cabrera-edgar-gerardo

Edgar Gerardo Sánchez Cabrera

En el Nuevo Testamento, San Mateo nos dice: cómo, cuándo y dónde nació Jesús. También relata el momento en que Herodes ordenó una matanza en Belén para acabar con todos los niños menores de dos años, para asegurarse de que el Mesías, futuro Rey de Israel, fuese asesinado. Desde entonces, la Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar ese acto de crueldad. A partir del siglo IV, se estableció una fiesta para venerar a estos niños muertos como mártires.

El día de los Santos Inocentes es una fecha que, la mayoría de la gente se aprovecha para realizar bromas a los demás. Pero hay que tener en cuenta que no es un día para hacer bromas, sino para conmemorar la matanza de cientos de niños que el rey Herodes realizó para deshacerse del niño Jesús. La tradición oriental los recuerda el 29 de diciembre; la tradición occidental y latina lo hace el 28 de diciembre.

Ain Karen, es un pueblo cercano a Jerusalén. Según la tradición, es el lugar de “La Visitación” y del nacimiento de Juan el Bautista. Éste era mayor que Jesús tan sólo seis
meses y existe la leyenda de que también iba a ser víctima de Herodes. Perseguida su madre, Isabel, por los soldados asesinos, buscó una roca en el monte detrás de la cual ocultó a Juan antes de que los soldados la alcanzaran.

Cuando los soldados le dieron alcance, la registraron y buscaron incluso detrás de la roca, pero no vieron nada. Cuando se fueron, Isabel corrió a buscar a su hijo y descubrió
que la roca se había ahuecado para dar lugar en su interior al pequeño perseguido y así se salvó Juan el Bautista. En la Basílica de la Visitación, se guarda una extraña roca ahuecada que recuerda esta anécdota. La celebración litúrgica debe recordarnos no tan sólo el hecho histórico de aquellos niños asesinados en lugar de Cristo, sino el diario acontecimiento de todos aquellos inocentes perseguidos y asesinados entre nosotros.

Los cristianos conservamos estas tradiciones, ya que refuerzan la celebración de las fiestas y las hace memorables. En torno a los Santos Inocentes, en nuestro país existe la tradición de hacer “inocentes” a los que se dejan. Se pide prestado algo, y si la víctima concede el préstamo, se le dice: “Inocente palomita que te dejas engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar”. Se supone que después se regresa lo prestado. Como sabemos, este tipo de tradiciones no forman parte esencial de la conmemoración, pero con el paso del tiempo se han integrado a nuestro argot.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: