MI EXPERENCIA VOCACIONAL… UN LLAMADO DE DIOS PARA SERVIR

Por: Sem. Pedro Bryan Gómez Loayzat. | 

Tercero de Preparatoria. |

Pedro Bryan Gómez Loayzat

Pedro Bryan Gómez Loayzat

Muchos conocemos a un sacerdote o a un seminarista pero quizás poco conocemos de su vida o su experiencia vocacional, así que en esta ocasión quiero compartirles mi historia vocacional.

En la parroquia de los Sagrados Corazones de Jesús y María, en Reynosa, comencé como servidor del altar a la edad de 9 años, algo que siempre me ha gustado es la misa y la parte esencial es la consagración, y allí es donde comienza esta historia. Al terminar una misa me acerqué a mi antiguo párroco el Padre Renato Pompa Izaguirre, le pregunté cómo o en donde se forman los sacerdotes y él me preguntó ¿ya terminaste la secundaria?  Yo le contestó que no, él me dijo cuándo termines la secundaria hablamos; y tenía razón porque aún ni había empezado la secundaria, la cual cursé en la Escuela Secundaria Técnica #74 Ing. Juan José Espinoza Rosales.vocaiocnes articulo

Después de mi primer año en la secundaria hubo un cambio de párroco, se fue el padre Renato y llega el Padre Rafael Hernández Perea, en mi segundo año llegó a la parroquia un seminarista quien me platicó sobre el seminario y sobre la formación sacerdotal y me invitó a los famosos retiros vocacionales, que por cierto el próximo será el Campamento Vocacional  los días 27, 28,29 de mayo.

Fue precisamente un campamento mi primera experiencia vocacional en el Seminario en el año 2012, después empecé a asistir a más, ahí fue donde conocí a muchos amigos con quienes hasta el día de hoy comparto mi vocación y aunque seamos diferentes nos une el sentirnos llamados por Cristo.

En el verano del 2013 asistí a mi primer Preseminario donde decidí ingresar al Seminario. Días antes le había pedido permiso a mi papá de asistir y me dijo que si quería ser sacerdote y yo le contesté que lo pensaría toda esa semana, ya terminado ese tiempo me entrevistan y me pregunta el Padre Gabriel López que si quería ingresar al Seminario y le conteste que sí.

Al día siguiente me dieron la carta de aceptación. El día 2  de agosto del 2013, ingresé al Seminario Diocesano de Matamoros y desde esa fecha he vivido muchas experiencias que han alimentado mi vocación. Agradezco al pueblo de Dios por sus oraciones y el apoyo que me dado en estos ya casi tres años de formación, que Dios misericordioso llene de bendiciones a toda su familia.

 

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: