El hombre en búsqueda de la verdad (2-7) Escepticismo

Por: Sem. Ángel Adolfo Rivera Montoya |

Segundo de Filosofía |

“El escepticismo es una puerta  que priva al hombre de toda certeza”.

Ángel Adolfo Rivera Montoya

Ángel Adolfo Rivera Montoya

El escepticismo es la escuela filosófica que abandona el terreno de las certezas y sentido común, por medio de la suspensión del juicio, y lleva al hombre a la apatía completa frente al conocimiento. De esta manera esta corriente filosófica incita al hombre a abandonar toda reflexión, pues propone que no hay un sustento sólido que le dé certezas en el campo del conocimiento, por lo tanto para el escepticismo es imposible conocer la verdad.

Dentro de esta escuela filosófica uno de los principales exponentes es Pirrón de Elis, quien propone la forma extrema, que puede ser llamada también escepticismo absoluto, ya que con su propuesta él trata de despojar al hombre de su humanidad y lo invita a  dudar de todo, incluso de las impresiones sensibles, por lo tanto el hombre queda en la incertidumbre. Esta corriente de pensamiento también se desarrolló en lo que se llamaba la Nueva Academia y en ella aparecen como principales exponentes  Arcesilao y Carnéades con su probabilismo, sosteniendo que nunca estamos seguros de poseer la verdad.

Pero el escepticismo no sólo se plantea de forma absoluta, como se propone en el párrafo anterior, sino que también se encuentra como escepticismo clásico, en esta propuesta encontramos como autor a Enesidemo, que se caracteriza por una concepción fenomenista de la verdad, con esto, él propone creer en todo lo que se le presenta a la conciencia, y fuera de esto todo lo demás lo duda por lo cual se abstiene de emitir juicios.

 En conclusión el escepticismo priva al hombre de la certeza de conocer, lo priva también de emitir juicios, al proponer que no se posee una certeza que dé solidez a la percepción. Por lo tanto esta corriente no es favorable a la reflexión filosófica cristiana, ya que es conocido que toda acción implica juicio, por lo cual la indiferencia propuesta por sus postuladores es imposible; dice Baruch Spinoza: es una “secta de mudos”, ya que por su misma apatía no pueden afirmar nada. Nosotros reconocemos que sí podemos llegar al conocimiento de la realidad, y por tanto al conocimiento de la Verdad única, estable y eterna.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: