¿Qué significa que Jesucristo sea el Rey del Universo?

imagen respuestas de nuestra fe

Por: Sem. Mario Alberto Correa Ledezma |

Cuarto de Teología |

“Cristo es el centro de la historia de la humanidad, y también el centro de la historia de todo hombre.” S.S. Francisco

Mario Alberto Correa Ledezma

Mario Alberto Correa Ledezma

Estimados lectores de Nuestro Seminario, estamos a muy poco tiempo de concluir el año litúrgico y el año civil, momento oportuno para todos nosotros de evaluar nuestra fe. La Iglesia nos propone concluir el año litúrgico con la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, ¿qué significa que Jesucristo sea el Rey del Universo? 

En el mundo que conocemos o que vivimos, los reyes son la figura máxima en una nación; a ellos se les rinde honor y pleitesía, pero también en ocasiones se consideran como el que extorsiona y cobra impuestos. En suma, ellos viven de su gente. A través de los tiempos, la historia nos relata sucesos, anécdotas o leyendas de reyes que han imperado en distintos países, en diferentes tiempos, y nos damos cuenta de que unos recibieron el reino por herencia y otros por dominio o conquista; que unos han sido tiranos, otros bondadosos y algunos más verdaderamente benevolentes.  

En el tiempo en que nuestro Señor Jesucristo vino a este mundo, nos dijo que venía a implantar un nuevo reino que él llamaba el “Reino de los cielos”, y aunque Él mismo no se proclamó rey como los de este mundo, sí aceptó el nombramiento cuando Pilato le preguntó si él era el rey esperado; y nosotros a través del tiempo lo hemos reconocido así, como el supremo Señor del mundo, de la vida y de la historia. 

Por ello el Papa Pío XI instaura la fiesta de Cristo Rey el 11 de Marzo de 1925. El Papa quiso motivar a los católicos a reconocer en público que el mandatario de la Iglesia es Cristo Rey. Posteriormente se movió la fecha de la celebración dándole un nuevo sentido. Al cerrar el año litúrgico con esta fiesta se quiso resaltar la importancia de Cristo como centro de toda la historia universal. Es el alfa y el omega, el principio y el fin. Cristo reina en las personas con su mensaje de amor, justicia y servicio. El Reino de Cristo es eterno y universal, es decir, para siempre y para todos los hombres. 

Si reconozco a Cristo Jesús como Señor y Rey de mi vida y de mi corazón, acepto su Evangelio como única norma de vida, cumplo fielmente su mandamiento único y le dedico lo mejor de mi actividad cotidiana. 

¡Oh Cristo Jesús! Te reconozco por Rey universal. Todo lo que ha sido hecho, ha sido creado para Ti. Ejerce sobre mí todos tus derechos. Renuevo mis promesas del Bautismo, renunciando a Satanás, a sus pompas y a sus obras, y prometo vivir como buen cristiano. Y muy en particular me comprometo a hacer triunfar, según mis medios, los derechos de Dios y de tu Iglesia. ¡Divino Corazón de Jesús! Te ofrezco mis pobres acciones para que todos los corazones reconozcan tu Sagrada Realeza, y que así el reinado de tu paz se establezca en el Universo entero. Amén.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: