La señal de la cruz

Por: Sem. Javier Meza Avendaño. |

Primero de Teología

Javier Meza Avendaño

Javier Meza Avendaño

El cristiano que mira la cruz contempla la misma realidad que le espera si decide seguir a Cristo. Él bajó del cielo para mostrarnos el camino que conduce a su Reino. Escapa a la lógica humana la propuesta de Jesús a los hombres, pero no a la lógica de Dios.

Hola, queridos hermanos en Cristo, me alegra saber que seguimos en contacto por este medio. He querido iniciar con unas palabras que nos enlazan con el tema a desarrollar, la señal de la cruz, con la que le manifestamos a Cristo nuestro deseo constante de seguirlo, y donde también nos encomendamos a Él para que nos proteja del mal.

Ahora bien, la forma larga para hacer la señal de la cruz es la siguiente: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. La expresión corta es: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Cabe mencionar, que la señal de la cruz es un signo, un sacramental, por el cual manifestamos nuestra fe en que Cristo nos redimió por su Cruz. Como todo signo, vale en cuanto se hace como expresión auténtica del corazón. Tanto la forma larga como la corta poseen una gran fuerza de Dios, ya sea para protegernos, bendecirnos, etc.  

El Catecismo de la Iglesia Católica, en el No. 2157 dice que el cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la cruz. El bautizado consagra la jornada a la gloria de Dios e invoca la gracia del Señor que le permite actuar en el Espíritu como hijo del Padre. La señal de la cruz nos fortalece en las tentaciones y en las dificultades.

Ahora bien, Cristo, es el primero que hizo la señal de la cruz, al extender sus brazos en la Cruz. Por tal motivo, la señal de la cruz, un gesto sencillo pero lleno de significado, es una verdadera confesión de nuestra fe: Dios nos ha salvado en la Cruz de Cristo. Es un signo de pertenencia, de posesión y reconocimiento de Cristo como único Salvador; no cabe duda que la Cruz es el origen y la razón de ser de la existencia cristiana.

La vida del hombre sólo encuentra sentido cuando contempla a Aquél que ha dado la vida por él, y la puede encontrar al mirar la Cruz, una cruz que recuerda cada vez que se santigua.

Sigamos caminando en la luz del Señor, y procuremos hacerlo de la mejor manera. Dios bendiga tu hogar y tu vida.

Anuncios

Etiquetas:

One Comment en “La señal de la cruz”

  1. angel estrella marquez 2 noviembre, 2014 a 3:12 PM #

    me gusto conocer el significado , ahora me puedes dar el significado de persignarse cuando pasas frente a una iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: