Apostolado en Pastoral Social

apostolado casa del migrante

Por: Sem. Josué Jonathan Mancilla Martínez.  |

Primero de Teología.

Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa (Mt. 25,35).

Josué Jonathan Mancilla Martínez

Josué Jonathan Mancilla Martínez

Con entusiasmo comparto con ustedes, a través de este medio, mi experiencia de apostolado en la Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes en la Cd. de Matamoros, sirviendo con especial atención en la Pastoral Social (Pastoral del Migrante y del Indigente).

Fue de mucha alegría conocer el destino en el cual estaré sirviendo, alegría porque de antemano sé que el Señor Jesús ama con especial predilección a estas personas, y a la vez me responsabiliza a conocer más esta Pastoral tan necesaria en nuestra Iglesia Local.

Debo compartir además que para mí este es un gran reto que Dios me pone, ya que nunca había tenido la oportunidad de servir tan directamente en dichas pastorales. Confío plenamente en Dios, que seguirá forjando en mí un corazón de pastor, sensible a las necesidades de las ovejas, en especial con aquellas que necesitan más atención y acompañamiento.

Durante estos sábados de apostolado he conocido más cercanamente esta gran misión, a veces desconocida, que realiza nuestra Iglesia, y me he dado cuenta que es mucha la necesidad que se tiene. He tenido la oportunidad de asistir a la Casa del Indigente, donde me encontré con una realidad hermosa, ya que es un lugar donde pude palpar la presencia de Dios, tanto en las personas que atienden la Casa, como en los hermanos que están recibiendo la ayuda.

He logrado conocer a cada uno de ellos, llevándoles a Dios por medio de una actividad, un canto, escuchándolos, platicando con ellos, etc., sin duda fue un momento diferente en su día, donde mi mayor satisfacción fue verlos al final con una sonrisa donde palpas la alegría de Dios.

Por otra parte, también pondré mi granito de arena en la atención al migrante, tendré la oportunidad de visitarlos en su casa. Sé que hay mucho por hacer y más en nuestra Iglesia Local debido al fenómeno de las deportaciones.

Me encomiendo mucho a sus oraciones, lo que más deseo es seguir acrecentando mi corazón y espíritu de servicio haciendo eco del testimonio de Jesús que no vino a ser servido, sino a servir y dar su vida como rescate de muchos.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: