¿Por qué nos imponen Ceniza?

Banner Respuestas de nuestra Fe

Por: Sem. Mario Alberto Correa Ledezma |
Tercero de Teología |
 
Mario Alberto Correa Ledezma

Mario Alberto Correa Ledezma

¡GRACIAS! De verdad, de todo corazón ¡Muchas Gracias!, pues en los pasados días ha quedado manifestado su gran amor al corazón de nuestra Diócesis de Matamoros, nuestro Seminario; niños, jóvenes, familias enteras, estudiantes, profesionistas, trabajadores, en pocas palabras Pueblo de Dios nos hemos unido en la oración y en el apoyo económico para apoyar a la formación de los futuros sacerdotes. Por ello, nosotros seminaristas, futuros sacerdotes, nos esforzaremos en la oración, estudio y apostolado para corresponder el gran amor que nos tienen.

Este mes de marzo iniciamos el tiempo de Cuaresma, tiempo que nos prepara a conmemorar el Misterio de nuestra Fe, el Misterio Pascual de Cristo, su Pasión, Muerte y Resurrección; y lo iniciamos con el miércoles de Ceniza y una pregunta muy común, que es el punto a reflexionar este mes, es ¿por qué nos imponen ceniza? 

Lo primero que quiero que nos quedé claro es que el miércoles de Ceniza no es un día de precepto, es decir, no es obligatorio ir a un templo o parroquia a recibir la ceniza, aunque sí marca de forma visible el comienzo de la Cuaresma. Desde tiempos del Antiguo Testamento, la ceniza simboliza que no somos nada ante Dios, que le dijo a Adán al expulsarle del Paraíso: “polvo eres, y al polvo volverás”, fórmula usual que escuchamos este día. Prácticamente se le asocia al polvo, simbolizando a la vez el pecado y la fragilidad humana. También su utiliza la fórmula “Arrepiéntete y cree en el Evangelio”. A la luz de esto encontramos que: 

  • La ceniza es símbolo de conversión; no se trata de hacer simples actos de mortificación, sino de lograr un cambio radical de la existencia humana, de la opción fundamental que da sentido a la vida, de las actitudes. Se trata de una conversión con su doble vertiente inseparable: vertical hacia Dios y horizontal hacia el prójimo.
  • La ceniza es símbolo de nuestra fragilidad y limitación humana. Ser consciente de que un día moriremos, implica el querer aprovechar nuestra vida para llevar a cabo el plan de Dios, el saber descubrir la verdadera escala de valores en nuestra existencia, el comprometernos para crear un mundo más humano, más justo y más cristiano.
  • La recepción de la ceniza es un acto personal y voluntario. Esto significa el movimiento personal de la conversión que se realiza bajo la gracia y la misericordia de Dios.
  • La imposición de la ceniza es también un acto eclesial. Se recibe en una celebración comunitaria, junto con otros miembros de la Iglesia. Es también toda la Iglesia quien intensifica en este período su estado de conversión y purificación. 

La verdad es que no quisiera que tú fueras uno más de esos cristianos que hacen cosas sin saber por qué. Para mucha gente de distintos lugares el miércoles de Ceniza es algo así como una fecha mágica. Las iglesias se llenan como nunca, se hacen grandes colas e incluso aparecen ese día quienes nunca van a misa los domingos. Tú sé un cristiano que se acerca a tomar la ceniza este miércoles no como imposición, sino como una persona con convicción de vivir plenamente esta cuaresma 2014 en ayuno, oración y ofrenda. 

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: