¿Qué es un consistorio?

Forma e Informa

Por: Sem. Braulio Antonio Méndez Sánchez.
Tercero de Teología
 
 
Braulio Antonio Méndez Sánchez

Braulio Antonio Méndez Sánchez

La oficina de prensa del Vaticano dio a conocer el día 12 de enero del presente año, durante el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, que el día 22 de febrero, día de la fiesta de la cátedra de san Pedro, se realizará el consistorio en el que el pontífice entregará el capelo y el anillo a  19 nuevos purpurados, y con ello recibirán el título de cardenales de la santa Iglesia romana.

Esta noticia ha inundado las redes sociales y los diferentes medios de comunicación. Es el primer consistorio del papa Francisco y se tienen muchas expectativas de este acontecimiento eclesial. Por tal motivo  me he permitido explicarles a ustedes de forma breve que es un consistorio, para que conociendo lo que en esencia es, podamos alegrarnos con toda la Iglesia por este bendecido evento.

Iniciamos definiendo términos. El consistorio es  la reunión de cardenales con el Romano Pontífice. Anteriormente se distinguían tres clases de consistorios: ordinario o secreto, en el que se nombraban a los nuevos cardenales;  el extraordinario o público, que era una ceremonia solemne, en la que tenían lugar los discursos de las causas de beatificación y canonización, y finalmente el semipúblico, con asistencia no solo de cardenales, sino también de otros prelados,  para el estudio de las causas de beatificación y canonización.

El actual código, en el canon 353, contempla dos clases de consistorios: el ordinario, al que son convocados, por lo menos, todos los cardenales que se encuentran en Roma; y  el extraordinario, para el que se llama a la totalidad de los cardenales, cuando sea preciso, con el fin de tratar necesidades peculiares de la Iglesia o asuntos de especial gravedad. Y sólo el consistorio ordinario en el que se celebra alguna ceremonia puede ser público.

El consistorio del 22 de febrero es de tipo ordinario público. Es decir el papa ha convocado solo a los cardenales de la urbe romana y a aquellos obispos  a quienes como autoridad suprema de la Iglesia y de manera solemne les entregará las insignias propias del cardenalato católico y así ellos adquieren una responsabilidad especialísima en el gobierno de la Iglesia de Cristo.

Por todo lo anterior les invito a que oremos juntos por nuestra Iglesia, para que fiel a su Señor, no deje nunca de anunciar la “La alegría del evangelio” pues como dice el papa  “llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús.” Termino pidiéndole a la virgen su protección para la Iglesia de su Hijo con la palabras del papa  Francisco “Madre del Evangelio viviente, manantial de alegría para los pequeños, ruega por nosotros. Amén. Aleluya.”

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: