La celebración del misterio

Por: Sem. Augusto Hernández Ramírez|

Cuarto de Teología |

Augusto Hernández Ramírez

Augusto Hernández Ramírez

“Las acciones litúrgicas no son acciones privadas,

sino celebraciones de la Iglesia” (SC 26)

La Celebración es una categoría fundamental para definir la liturgia como acción representativa y actualizadora del misterio de Cristo y de la historia de la Salvación. El Catecismo de la Iglesia Católica en el número 1068 nos dice: Es el Misterio de Cristo lo que la Iglesia anuncia y celebra en su liturgia a fin de que los fieles vivan de él y den testimonio del mismo en el mundo: “En efecto, la liturgia, por medio de la cual se ejerce la obra de nuestra redención, sobre todo en el divino sacrificio de la Eucaristía, contribuye mucho a que los fieles, en su vida, expresen y manifiesten a los demás el misterio de Cristo y la naturaleza genuina de la verdadera Iglesia” (SC 2).

La celebración tiene importantes connotaciones teológicas, pero se basa en la dimensión expresiva y festiva del hombre. Celebrar y celebración proceden del latín celebrare-celebratio,  es decir, el acto de reunirse varias personas en un mismo lugar. Celebrar implica siempre una referencia a un acontecimiento que provoca un recuerdo o un sentimiento común. El adjetivo célebre (céleber) es no solamente el lugar frecuentado para la reunión, sino también el momento de la reunión, y naturalmente el hecho que la motiva.  En el lenguaje común latino estas palabras tenían como objeto las fiestas paganas, los juegos del circo y los espectáculos en general, con un evidente matiz popular, comunitario e incluso religioso. La palabra celebrar y sus derivadas se cargaron de acepciones honorificas, para con los dioses y para con los hombres que eran venerados, por ejemplo, los héroes de la guerra o los atletas, aludiendo también a las manifestaciones externas del honor y de la veneración.

Estos matices pasaron al latín cristiano. Sin embargo, se produjo un enriquecimiento del lenguaje como resultado de la simbiosis entre la fe y la cultura latina. Celebrare, celebratio, etc. aparecen en las traducciones latinas de la Biblia, en el vocabulario de los Santos Padres latinos y en los libros litúrgicos. Las traducciones latinas de la Biblia dejan entrever una elección en el uso de determinados términos. De hecho, cuando el verbo  celebrare se traduce al griego poíeo (hacer), tiene sentido exclusivamente cultural y religioso, y se refiere a distintos objetos: la Pascua y otras fiestas, algunos ritos, etc. Como signo de unidad en la conmemoración de un acontecimiento. Cuando se traduce a eortázo (hacer fiesta), alude a la popularidad del festejo, a la muchedumbre que se reúne para honrar al Señor. La traducción de caléo (convocar) por celebrare indica que la reunión tiene su origen en la llamada divina, este uso es muy significativo, porque está relacionado con la palabra ekklesía, convocación del Señor. En las homilías de san León Magno, el verbo celebrare  se refiere siempre al misterio pascual de Jesucristo, presente en las fiestas cristianas. San Cromacio de Aquileya, con el término celebrare y un amplio abanico de sinónimos, contempla la celebración como la presencia renovada de toda la historia de la salvación, desde los signos del Antiguo Testamento hasta las acciones salvíficas de Cristo.

Entonces podemos definir a la celebración como el momento expresivo, simbólico, ritual y sacramental, en el que la liturgia se hace acto que evoca  y hace presente, mediante palabras y gestos, la salvación realizada por Dios en Jesucristo, con el poder del Espíritu Santo. La catequesis de la Liturgia implica, en primer lugar, la inteligencia de la economía sacramental. A su luz se revela la novedad de su celebración. Esta catequesis fundamental de las celebraciones sacramentales responderá a las cuestiones inmediatas que se presentan a un fiel al respecto: Quién celebra, cómo celebrar, cuándo celebrar y dónde celebrar.

Anuncios

Etiquetas:,

2 comentarios en “La celebración del misterio”

  1. HECTOR G. VILLARREAL 16 septiembre, 2013 a 10:23 AM #

    AUGUSTO: GRACIAS POR LA INFORMACION QUE NOS ENVIAS PARA TENER MAS CONOCIMIENTO TODOS SALUDOS Y UNA BENDICION PARA TODOS EN EL SEMINARIO QUE DIOS LOS BENDIGA

    ________________________________

  2. HECTOR G. VILLARREAL 16 septiembre, 2013 a 10:26 AM #

    AUGUSTO: SEGUIREMOS HACIENDO ORACION POR TI Y TODOS LOS SEMINARISTAS QUE NUESTRO SEOR JESUCRISTO LOS SIGA BENDICIENDO

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: