Conmemorar la Historia desde la Fe

Santiago Franco Melchor

Por: Sem. Santiago Franco Melchor|

Tercero de Teología|

En los días próximos, festejaremos un año más de nuestra Independencia Nacional, acontecimiento que dio inicio a la Nación que hoy conocemos; y tiempo después, festejaremos el aniversario de la Revolución Mexicana. Hechos que expresan por sí solos, el celo de los mexicanos por la justicia, la paz y el bien común;  que manifiestan que no estamos dispuestos a dejar que otros aprisionen nuestra libertad y dignidad.
Pero al recordar estos acontecimientos, nos podemos cuestionar ¿dónde está la Fe? ¿Hay Fe en esta lucha? La respuesta es sí. Recordemos un poco nuestras raíces: desde antes de la Colonia, diversos pueblos habitaban lo que hoy es nuestra Nación Mexicana, hombres y mujeres verdaderamente “americanos”, que, si bien eran dedicados en sus labores cotidianas, lo eran también en lo religioso; fervientes adoradores de sus dioses, a quienes ofrecían su ofrendas.

Sin embargo, un Viernes Santo (como bien lo dice Virgilio Elizondo, en su libro “Guadalupe, Madre de la Nueva Creación”) inició el “vía crucis” del pueblo americano. El hombre europeo arribó a sus costas e inició un cambio que violentó sus vidas en todos los aspectos; su libertad y dignidad fueron humilladas y oprimidas, pero nunca su religiosidad. Tiempo después, visitó a nuestra Nación, una Mujer de porte mestizo, vestida de sol, trayendo dentro de sí al Hijo de Dios, quien regresa su libertad y dignidad al oprimido; ella es, María de Guadalupe, asumiendo los rasgos de las razas oprimidas existentes en nuestra Nación;  es ella la primera en dar el grito de libertad.

Según narra el “Nican Mopohua”, María de Guadalupe escoge a un “indio” de nombre Juan Diego, a quien después de muchas dudas le afirma diciendo ¿no estoy aquí yo que soy tu Madre? Nos encontramos ante un suceso crucial, Jesús en la cruz, entrega a María al cuidado de Juan; Juan representa en ese momento toda la Iglesia que acoge a María como Madre suya. Al referirse María de Guadalupe, como Madre de Juan Diego, este último hace las veces de todas las razas oprimidas en esos momentos en nuestra Nación, si Jesús es hijo de María y ella se reconoce como Madre de los oprimidos en la persona de Juan Diego, es ahí cuando se libera a los denigrados, al pobre, al indio, al mestizo, al coyote, al albino, al mulato, al criollo, al negro y todas las demás razas denigradas.

No por nada el cura Hidalgo años más tarde tomará un estandarte con su imagen impresa, a manera de bandera nacional. Los independentistas veían delante de ellos la guía y guarda de quien años atrás se había declarado su “Madre”. No fue fortuito el hecho de que el símbolo escogido por el movimiento libertario fuera el estandarte de Santa María de Guadalupe, que sería proclamada por Morelos: “Patrona de Nuestra Libertad”. Ahora bien, sin el ingrediente religioso, este movimiento o no se hubiera producido, o habría tomado otro rumbo.

Este es el origen de la Independencia, que se ve custodiada por la Fe cristiana, una Fe que reclama entre sus miembros el amor entre los hermanos y la igualdad, pues todos somos hijos de Dios e iguales frente a Él. No obstante, ante tal acontecimiento, queda resaltar que, la enseñanza evangélica sobre la tolerancia, la no resistencia al agresor, el perdón y la caridad, son altos principios que no anulan, según la tradición de la Iglesia, el legítimo derecho a oponerse a la opresión y a las realidades de injusticia evidente y prolongada que, atenten gravemente a los derechos fundamentales de la persona y dañen peligrosamente el bien común.

Somos una Nación con un gran mosaico de tradiciones, razas, colores, etc. Pero ante todo somos una Nación “libre”, una Nación con “Fe”; y como bien menciona la reciente encíclica de su Santidad el Papa Francisco: La Fe, en cuanto memoria del futuro, memoria futuri, está estrechamente ligada con la esperanza. (Lumen Fidei N.9).

Anuncios

Etiquetas:,

One Comment en “Conmemorar la Historia desde la Fe”

  1. HECTOR G. VILLARREAL 9 septiembre, 2013 a 10:11 AM #

    SEORES SEMINARISTAS: AGRADEZCO MUCHO ESTA VALIOSA INFORMACION QUE ME ENVIAN Y SOBRETODO QUE VIENDO LA PAZ ESPIRITUAL QUE SE REFLEJA EN EL ROSTRO DE USTEDES EN ESTE MOMENTO DE CRISIS CRISTIANA ME LLENO DE ESA PAZ QUE ES LA DE CRISTO., PERSEVEREN Y QUE DIOS LOS BENDIGA SU AMIGO LOS SEGUIRA APOYANDO ATTE. HECTOR VILLARREAL

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: