¿Tiene derecho el Papa a renunciar?

Banner Respuestas de nuestra Fe

Por: Sem. Mario Alberto Correa Ledezma |

Segundo de Teología |

Si es enorme el peso de la responsabilidad
que cae sobre mis débiles hombros,
sin duda es inmensa la fuerza divina
con la que puedo contar:  “Tú eres Pedro,
 y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”
(Mt 16, 18).
 Benedicto XVI
 
Mario Alberto Correa Ledezma

Mario Alberto Correa Ledezma

No me cabe duda de somos un generación privilegiada. ¡Estamos haciendo historia! Grandes son los acontecimientos que nos ha tocado vivir y que ninguno de nosotros llegó a imaginarse. Hoy, sentimientos encontrados conviven en nuestro interior. Benedicto XVI, ha renunciado; y la tristeza junto a la esperanza llenan el corazón de nuestra Iglesia. Pero ¿tiene derecho el Papa a renunciar?

La renuncia de un Papa está prevista en el Código de Derecho Canónico, que establece que para que sea válida es necesario que sea libre y precisa que no puede ser aceptada por nadie. “Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero que no sea aceptada por nadie”, precisa el canon 332,2 del Código de Derecho Canónico, único elemento válido para juzgar el tema.

El Código de Derecho Canónico subraya que los dos modos previstos en la legislación para el cambio en la cabeza de la Iglesia son el fallecimiento (del Papa) o su renuncia y que éste segundo supuesto tiene una peculiaridad: “no se requiere que sea aceptada por nadie, dado que no tiene superior en la tierra”.

Asimismo, agrega que “una vez hecha la renuncia y manifestada, en el modo que sea, a la Iglesia por el Romano Pontífice queda vacante (la Sede Pontificia) y no puede volverse atrás”. Una vez la Sede Apostólica está vacante se procede a la convocatoria de un cónclave para elegir al nuevo Papa.

En la declaración hecha por el Santo Padre Benedicto XVI leída el martes 11 de febrero, durante el Consistorio Público Ordinario que determinó la fecha de canonización de 3 nuevos santos de la Iglesia, el Pontífice Romano expresó solemnemente que “siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005”.

En el mensaje, el Santo Padre menciona: “por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio Petrino”, añadiendo que el mundo, con sus rápidas transformaciones, necesita de alguien que tenga el vigor de cuerpo y de espíritu, el cual, según menciona, ya se veía afectado. Nuestra fe, hace que levantemos el corazón, agradeciendo a Dios por todos los dones que recibimos en Su Santidad Benedicto XVI, sobre todo por ayudarnos a recorrer un camino de fe, esperanza y caridad a la luz del Evangelio. Es la exhortación que nuestro Obispo Mons. Ruy Rendón Leal.

El hecho de que la renuncia del Santo Padre se produzca en el Año de la Fe, nos confirma en la certeza de que es Jesús, que ha fundado su Iglesia, quien la guía; que –como ha dicho el Papa Benedicto XVI- estamos en las manos de Dios, y que esas son las mejores manos.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: