Valores de Vida Humana y Existencia Cristiana

Editorial

Por: Pbro. Lic. Felipe Manuel Arteaga Becerra |

Director Editorial |

“Por la fe, María acogió la palabra del Ángel y creyó en el anuncio de que sería la Madre de Dios en la obediencia de su entrega” (cf. Lc 1, 38) (Porta Fidei, 13).

Muy variada es la rica gama de los valores sobre los que se cimienta la vida humana y la existencia cristiana. Es imposible detenernos en este espacio de la editorial en todos ellos, quisiera invitarlos a que lo hagamos cada mes de este nuevo año en algunos que, pueden ayudarnos especialmente a cumplir con mayor perfección la misión que el Señor ha querido confiarnos.

Enero-Generosidad: Generoso es el hombre que está en todo momento dispuesto a dar, más aún a darse a sí mismo en aras de un ideal. Los generosos son personas abiertas, olvidadas de sí, serviciales, llenos de optimismo y de buen espíritu. No tienen miedo de perder ni de perderse, porque saben que cuanto más dan, más reciben; cuanto más se pierden, más se encuentran, cuanto más generosos son, mayor grado de felicidad alcanzan.

Pero el hombre verdaderamente generoso va más allá de la donación de las cosas: llega hasta la donación de sí mismo, de su tiempo, de sus facultades, de su persona. Solamente el hombre generoso puede vencer la fuerza centrípeta del egoísmo, que busca todo para sí.

El hombre generoso sabe realizar aquel don sincero de sí que constituye la quinta esencia de la madurez. Es maduro quien no sólo recibe, sino da, quien se da a sí mismo. Por eso para llegar a la verdadera madurez es necesario pasar por la generosidad.

Les recomiendo muy especialmente que vivan la generosidad para con Dios, como lo hizo María. A veces el demonio nos inculca cierto, recelo de Dios, una especie de miedo inexplicable a lo que Él nos pueda pedir, a esas exigencias suyas que nos parecen intolerables. Nada más irracional que este miedo, porque Dios es amor que se dona y si nos pide algo es porque antes nos ha dado la gracia de responderle.

Feliz Año 2013. Al inicio del cristianismo hubo un puñado de hombres y mujeres que creyeron en la fuerza transformante de los valores del evangelio y que supieron llevarlos a la vida penetrando de esta manera el mundo. Que durante este 2013 nosotros también, vivamos por la fe: para el reconocimiento vivo del Señor Jesús, presente en nuestras vidas y en la historia. (Porta Fidei, 13).

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: