¿Qué es la fe?

Mario Alberto Correa Ledezma

Por: Sem. Mario Alberto Correa Ledezma |

Segundo de Teología |

“Creo para comprender y comprendo para creer mejor” – San Agustín

Muy estimados lectores, este mes estamos de fiesta por la inauguración del año de la Fe. Ya en la edición pasada les platicaba sobre por qué nuestro Santo Padre, Benedicto XVI ha convocado e inaugurará en pocos días este año de Gracia. La sección que cada mes tengo el gusto de compartir con ustedes precisamente se llama Respuestas de Nuestra Fe, pues pretende disipar algunas de sus dudas. Como leyeron en la edición anterior, nuestra Fe está contenida en dos fuentes principales, a saber: la Sagrada Escritura y la Tradición, interpretados por el Magisterio de la Iglesia; por ello, en la sección siempre una nota cursiva con una frase de los santos Padres y fundamentos Bíblicos y del Catecismo de la Iglesia.

Para la pregunta de este mes, inicié un ejercicio de consulta en mi muro de Facebook pregunté directamente ¿Qué es la Fe? las respuestas que mis amigos y contactos no dejaron de sorprenderme; desde aquel que mencionó que era un colegio de la ciudad hasta los que hablaron de sus experiencias propias. Todos, sin lugar a dudas, tenemos un lugar para la fe en nuestras vidas. Pero ¿realmente sabes qué es la Fe?

Según el YouCat, que es la edición juvenil del Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 21 la fe es saber y confiar. Tiene siete rasgos:

1. La fe es puro don de Dios, que recibimos, si lo pedimos ardientemente.

2. La fe es la fuerza sobrenatural que nos es necesaria para obtener la salvación.

3. La fe exige la voluntad libre y el entendimiento lúcido del hombre cuando acepta la invitación divina.

4. La fe es absolutamente cierta, porque tiene la garantía de Jesús.

5. La fe es incompleta mientras no sea efectiva en el amor.

6. La fe aumenta si escuchamos con más atención la voz de Dios y mediante la oración estamos en un intercambio vivo con él.

7. La fe nos permite ya ahora gustar por adelantado la alegría del cielo.

Muchos dicen que creer les parece poco, que quieren saber. Pero la palabra «creer» tiene dos significados diferentes: cuando un paracaidista pregunta al empleado del aeropuerto: « ¿Está bien preparado el paracaídas?», y aquél le responde, indiferente: «Creo que sí», no será suficiente para él; esto quiere saberlo seguro. Pero si ha pedido a un amigo que le prepare el paracaídas, éste le contestará a la misma pregunta: «Sí, lo he hecho personalmente. ¡Puedes confiar en mí!». Y el paracaidista replicará: «Te creo».

Esta fe es mucho más que saber, es certeza. Y ésta es la fe que hizo partir a Abraham a la tierra prometida, ésta es la fe que hizo que los mártires perseveraran hasta la muerte, ésta es la fe que aún hoy mantiene en pie a los cristianos perseguidos. Una fe que afecta a todo hombre. La Sagrada Escritura en la Carta a la Hebreos nos recuerda que la fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven (Heb 11, 1)

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: