Aprendiendo a Salmodiar

Por: Diác. José Ramón Ruiz Navarro |

Parr. Ntra. Sra. del Refugio,Catedral |

Ese sábado, Vivirillo y Atarancio se encontraron en el camino a la parroquia de San Goloteo. Vivirillo, al ver lo apresurado que iba Atarancio le dice: “No vayas tan rápido, te vas a tropezar”. Atarancio le respondió: “¡Pues es que el padre Confesorio me espantó! Como nunca nos cita…”.

Llegaron juntos al pequeño salón parroquial que se encontraba en el segundo piso, exactamente encima de la casa parroquial. Dentro, ya estaba el padre Confesorio con otros monaguillos. Lo sorprendente fue que, en la parte frontal del salón, a un lado del pequeño y viejo escritorio metálico, estaba puesta en pie una persona a la que nunca habían visto.

Una vez dentro del salón la mayoría de los monaguillos miraban con gran curiosidad a aquel sujeto. Vestido con guayabera color negro, pantalón de vestir de pinzas color caqui, zapatos color café claro. Llevaba una maleta de viaje, de esas en las que se puede meter hasta al perico con todo y jaula. El padre Confesorio, rompió con el silencio, dio un paso al frente de su posición y dijo: “En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. Todos los monaguillos respondieron a un coro: “Amén”. Después de una oración de acción de gracias y ofrecimiento de la jornada que iniciaríamos, el padre Confesorio dijo: “Les presento al Licenciado en música: Dorremici Cantarrecio Solano. El realizó su especialidad en Música Sacra, en el Conservatorio de Música en Roma, Italia. Él, generosamente, quiere prestar su apostolado en esta comunidad. Aunque imparte clases en el Colegio La Silla, le gusta mucho formar escuela de música y canto, para favorecer la cultura musical en la Iglesia y en la sociedad. Y ¿qué creen?”.

Para ese momento, los monaguillos que ya tenían en su rostro el gesto de la duda, respondieron a un coro: “¿Qué?”. El padre contestó: “A partir de hoy, estará formando en nuestra parroquia una «Schola Cantorum»”. Los monaguillos interrumpieron, nuevamente a un coro: “¿Scho…qué?” El padre contestó: “«Schola Cantorum»… bueno es una escuela de música, pero que se especializa en Canto Sagrado. Como quiera, irán aprendiendo poco a poco lo que eso significa, pues he decidido que comience con la «Schola Cantorum» de esta parroquia con ustedes”.

Vivirillo y Atarancio se veían muy emocionados con esta nueva faceta de su servicio dentro de la Iglesia. Nunca pensaron que podrían aprender música y mucho menos de un profesional. Sin duda, todos los que conformamos la Iglesia podemos poner al servicio de los la comunidad nuestros conocimientos.

El padre Confesorio dejó al maestro Dorremici al frente del grupo de monaguillos. La mirada del maestro era muy ágil y viva. Su rostro era agradable, su gesto tierno y amable. Los monaguillos lo miraban expectantes. Al fin, el maestro Dorremici, dijo: “Niños y niñas, me da gusto estar con ustedes. Ojalá podamos formar un buen equipo de trabajo. Les pido por favor que digan su nombre y grado académico”.

Una vez que los monaguillos se presentaron, Dorremici, les dijo: “La finalidad de la Música Sagrada es dar gloria a Dios, pero también, motivar a las personas a alabar su Nombre por medio del canto en la liturgia”. Atarancio dijo: “Oiga señor Dorresisi ¿cómo le diremos, maestro, profe, cuate, carnal,…o cómo?”. Dorremici no pudo más que soltar su primera carcajada. La seriedad de su presentación se vio opacada por la espontaneidad del pequeño Atarancio. Con la sonrisa del maestro, se rompió la tensión del ambiente y los monaguillos se sintieron más relajados. Vivirillo, siempre perspicaz se preguntaba en silencio: “¿Porqué ese hombre actuaba tan parecido al padre Confesorio? ¿Por qué, incluso su vestimenta era algo semejante a la de un clérigo?” Dorremici continuó con su explicación sobre la importancia de tener una adecuada formación en la fe para hacer más eficaz la interpretación musical, sin percatarse de las interrogantes de Vivirillo…

CONTINUARÁ…

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: