¿Por qué el año de la fe?

Mario Alberto Correa Ledezma

Por: Sem. Mario Alberto Correa Ledezma |

Segundo de Teología |

“Será un momento de gracia y de compromiso por una conversión a Dios cada vez más plena, para reforzar nuestra fe en Él y para anunciarlo con alegría al hombre de nuestro tiempo”

Benedicto XVI

Nuestra vida, la vida de cada uno de nosotros está marcada por fechas significativas; nuestro nacimiento, el aniversario de nuestra boda, el nacimiento de alguno de nuestros hijos incluso el día de la partida de un ser querido a la casa de Padre. Hacen que cada año que vivimos sea diferente y que cada vez que pasamos y recordamos esa fecha, en nuestro ciclo vital, nos renovemos y tomemos un nuevo compromiso. Es así como nuestra Iglesia, cada cierto período de tiempo, celebra los grandes acontecimientos de su historia, la historia de cada uno de nosotros que, como bautizados formamos parte de ella. Este año 2012, nuestro Santo Padre Benedicto XVI nos ha convocado a reanimar nuestra Fe, a reafirmar nuestra compromiso como seguidores de Cristo y a proclamar y profesar a toda voz nuestra Fe.

Cada domingo, en la celebración Eucarística, tenemos la oportunidad de profesar nuestra Fe cuando rezamos a una sola voz el Credo, la fórmula de nuestra Fe. En el Credo hayamos resumida nuestra Fe, la cual está contenida en tres fuentes, a saber, la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio; a este conjunto lo llamamos “Depósito de Fe”. Por ello no es de extrañarnos que, el año de la Fe, comience el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II, y termine en la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, el 24 de noviembre de 2013.

El Papa Benedicto XVI, ha escrito una carta apostólica llamada “Porta Fidei” (La Puerta de la Fe) para convocar a este año de la Fe. “La puerta de la fe (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida”, nos recuerda el Santo Padre en el número uno de esta carta. ¿Qué sentido da el Papa a este Año de la fe? ¿Qué objetivos pretende con él?

•”Redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada.”

•”Con el Concilio se nos ha ofrecido una brújula segura para orientarnos en el camino del siglo que comienza.”

•”Intensificar la reflexión sobre la fe para ayudar a todos los creyentes en Cristo a que su adhesión al Evangelio sea más consciente y vigorosa, sobre todo en un momento de profundo cambio como el que la humanidad está viviendo.”

•”Invitar a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo.”

•”Comprometerse a favor de una nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe.”

•”Suscitar en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza.”

•”Comprender de manera más profunda no sólo los contenidos de la fe sino, juntamente también con eso, el acto con el que decidimos de entregarnos totalmente y con plena libertad a Dios.”

Por ello, este Año de la Fe en nuestra vida debe de ser una gran oportunidad para conocer, afianzar y profesar de manera más consciente nuestra Fe, la Fe la de Iglesia que nos gloriamos de profesar en Cristo Nuestro Señor.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: