2 de febrero – Día de la Candelaria

Por: Sem. Augusto Hernández Ramírez |

III de Teología |

Inicialmente la fiesta de la Can­delaria o de la Luz tuvo su ori­gen en el Oriente con el nom­bre de Encuentro, posteriormente se extendió al Occidente en el Siglo VI, llegando a celebrarse en Roma con un carácter penitencial. Esta fiesta la celebramos el día 2 de febrero en recuerdo al pasaje bíblico de la pre­sentación del Niño Jesús en el Tem­plo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la ley del Antiguo Testamento. En el Siglo V de nuestra era, el Papa San Gelasio I desplazó la marcha pagana de las Lupercales para reemplazar­la por una procesión con candelas, el día de la Purificación de María San­tísima y la presentación del Niño Jesús en el Templo. Un milenio después, en las islas Canarias, tuvo lugar una maravillosa aparición que se expandió con fuerza por las tres Américas.

Cuenta Fray Alonso de Espino­za que en una fecha incierta entre los años 1400 y 1401, dos aborígenes guanches de la comarca de Guimar, isla de Tenerife, se disponían a intro­ducir el ganado en una cueva que les servían de corral, sobre los barrancos de Chimisay, cuando los animales, ex­tremadamente nerviosos, se negaron a entrar. Fue entonces que vieron a cier­ta distancia, parada sobre un peñasco a orillas del mar, a una bella dama que los observaba. Como por entonces los hombres tenían prohibido tratar con mujeres fuera de las aldeas, le hicieron señas para que se alejase y permitiese al ganado pasar. Grande fue su sorpre­sa cuando los brazos del que intentó hacer señas se paralizaron. Entonces, su compañero extrajo un cuchillo para herir a la dama pero, al clavar la hoja, en lugar de lesionarla, sintió una agu­da puntada en su propio cuerpo a la misma altura en la que había asesta­do el golpe. Aterrorizados, los campe­sinos huyeron del lugar en dirección a Chinguaro, su aldea, donde relataron los hechos al rey Acaymo quien decidió acudir al lugar para ver por sí mismo lo que ocurría. El soberano, acompa­ñado por sus consejeros, llegó hasta el peñasco y ahí pudo ver que lo que decían sus súbditos era verdad. La imagen de una hermosa dama con un niño en brazos y una candela en la mano, yacía de pie sobre una roca. Como no se atrevió a tocar la imagen, el soberano dispuso que los dos pasto­res que la habían descubierto la reco­giesen y llevasen hasta la cueva que le servía de palacio. Y al hacerlo así, curaron sus heridas milagrosamente. La advocación pasó a América de la mano de los conquistadores y se pro­pagó con increíble velocidad por todo el continente. En 1826 una inundación se llevó la imagen pero para entonces el amor que los pobladores tenían por ella era muy fuerte y su devoción se hallaba profundamente arraigada. Por esa razón, poco tiempo después se hizo una réplica exacta de la Virgen que es la que se venera en la basílica actual. El 12 de diciembre de 1867 la Sagrada Congregación de Ritos decla­ró a Nuestra Señora de la Candelaria patrona del Archipiélago Canario y el 13 de octubre de 1889 fue coronada ca­nónicamente.

En nuestro país, el día de la Can­delaria se hace el “levantamiento del Niño Jesús”, que consiste en llevar la imagen a bendecir al templo, así como levantar y quitar todas las figuras de los nacimientos para guardarlas hasta la celebración de la próxima Navidad. También es costumbre que ese día, quienes el 6 de enero anterior duran­te la partida de Rosca de Reyes les tocó el Niño Dios, ofrezcan a amigos y familiares atole y tamales, que es el alimento que podían adquirir las per­sonas más humildes. Sólo en México y en algún otro lugar podemos decir que la gente lleva al niño Jesucristo vestido distinto cada año y para que sea bendecido conjuntamente con los niños de carne y hueso. La manera de vestirlo podría ser con una vestimenta blanca o de Cristo Rey, pero no de un santo y mucho menos de futbolista.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: