El Relativismo

Por: Sem. Román Hernández Olivo |

II de Filosofía |

Es la doctrina que dice que todo es relativo y depende del punto de vista de cada uno. No se puede aceptar esta doctrina, pues hay cosas y valores fundamentales, innegables y absolutos. Como suele ocurrir con muchas actitudes culturales consolidadas, ésta tiene un origen filosófico. Inmerso en la visión posmoderna, el hombre actual se sigue cuestionando el sentido de su existencia, y encuentra grandes dificultades. Por eso, uno de los elementos más importantes de nuestra actual condición es la crisis del sentido de la vida. En el ámbito típicamente científico, Paul Feyerabend había consagrado una fórmula: “Todo vale”. Y la posmodernidad, apropiándose de dicha norma, la extendió a todos los niveles, principalmente al ámbito moral. Si todo vale, entonces somos libres de hacer lo que queremos, sin ataduras de ninguna índole. A esto lo llamamos relativismo.

Aceptamos en teoría que ciertos bienes son universales, por ejemplo la paz. Pero al mismo tiempo, contra esa aceptación unánime se alza frecuentemente el relativismo. Para el relativismo no es correcto pretender buscar racionalmente el contenido objetivo, es decir válido para todos, de lo que es bueno.

Se abre así, como dijimos, la puerta del “todo vale”, por donde siempre podrá entrar lo absurdo e irracional. Y basado en esa lógica inconsistente, el alcohólico al que se le pregunta “¿por qué tomas?”, nos va a decir “¿y por qué no?”. Pensado como concepción subjetivista del bien, el relativismo hace imposible la ética. Tenemos que asumir que si la ética va a ser un criterio para distinguir entre el bien y el mal, entonces tiene que ser objetiva y una; no puede ser subjetiva y múltiple.

El hombre, aunque muchas veces pueda ser culpable de hipocresía y engaño, es capaz, por su propia naturaleza, de conocer y comprender la verdad. Cuando los sostenedores del relativismo hablan en defensa de sus derechos, acostumbran a despegarse de su relativismo moral y condenan absolutamente la objetiva inmoralidad de aquel que pretenda causarle daño. Y si alguien les roba la cartera, o les da un golpe, lo más probable es que dejen de lado su relativismo y aseguren, sin ningún relativismo, que eso está muy mal, diga lo que diga quien quiera que sea (sobre todo si lo dice el ladrón o agresor correspondiente). Porque si la palabra dada no tiene importancia, o si no existen cosas tales como el bien y el mal, ¿cuál es la diferencia entre lo justo y lo injusto?

En conclusión: el relativista confunde el deber de respetar a la persona que opina y su derecho a opinar con el deber de respetar toda opinión. Es cierto que todos tenemos el deber de respetar a los demás y también su derecho a opinar. Pero no tenemos por qué aceptar todas las opiniones, por el simple hecho de que no todas las opiniones son válidas. Y todavía más: nosotros tenemos el deber, si las circunstancias lo permiten, de refutar las opiniones falsas y perjudiciales. Por ejemplo; si un hombre de cualquier religión o secta dice al respecto de la doctrina de la Iglesia católica que esta lo somete a una degradación de su ser persona y además que el hombre inmerso en esta iglesia no es totalmente libre porque no le permite ser como a el mejor le agrade y tiene que someterse a un conjunto de mandamientos que para su punto de vista, estos, le esclavizan al hombre privándole de los placeres de este mundo; yo tengo el deber de respetar la opinión de ese individuo , pero al mismo tiempo tengo el deber de decirle que su opinión es totalmente falsa y dañina por lo que al no tener argumentos validos para sostener lo dicho se le exhorta a abstenerse de emitir algún juicio como si en verdad este fuera verídico.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: