Mi Vocación – Héctor Martínez Quintero

Por: Sem. Héctor Martínez Quintero |

Curso de Humanidades |

¡Hola a todos! En esta ocasión me toca la gran dicha de poder compartir un poco de lo que hay en mi corazón. El gran tesoro que Dios me ha regalado, que es la vocación al Sacerdocio Ministerial.

“Porque el Señor es la parte que me ha tocado en herencia, mi vida está en sus manos” (Salmo 15). Todo  parte de un encuentro cercano con Cristo, que puede llegar a ser místico y muy emocionante, el cual, tiene que llevar a un compromiso; no quedarse solo en una emoción superficial, sino llevarla a algo concreto, que es la maduración de la misma fe.

“Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, se queda infecundo. Pero si muere, producirá mucho fruto. El que se apega a su vida la pierde; en cambio, el que aborrece su vida en este mundo, la conserva para la vida eterna” (Jn 12, 24-25).

Dios nuestro Señor es el Tesoro escondido, la perla preciosa, algo tan valioso, que se llega a vender todo lo que poseemos y que es valioso para nosotros y así, poder conseguirlo. Al igual en esta casa de formación, se deja todo para seguir al Señor, respondiendo día a día, dándole gracias por su llamado.

En su exigencia, nos muestra que nadie es digno de Él, si se ha empuñado el arado, no se puede mirar atrás. El Señor hace el llamado a todo su pueblo, quiere encontrar la generosidad de cada uno de nosotros, el ofrecimiento de nuestras vidas, para llevar el Evangelio a los demás hermanos. En la actualidad, la juventud está pasando por una crisis, el no saber que va a pasar con su vida, pero tal vez no se han dado cuenta, que el Señor quiere algo mejor para cada uno de los jóvenes, porque a cada uno de nosotros hay un proyecto de vida, que está hecho en toda su esencia perfecto, digo perfecto porque está hecho con su amor, con el único fin de ser feliz.

La mayoría de los jóvenes no se han dado cuenta que el plan del Señor es otro. ¿Nunca te has preguntado qué quiere el Señor de ti? Aunque sí sepas que quiere para ti, algunos no y ni quieren. Dios sí sabe qué quiere de ti.

Quiere sacar más vocaciones de su pueblo. El quiere convertirlos en pescadores de hombres.

¿Alguno de ustedes quiere ser su servidor? ¿Alguno quiere decirle sí al Señor?

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: