Yo estoy contigo

Por: Pbro. Lic. Felipe Manuel Arteaga Becerra |

Director Editorial |

La presente edición de Nuestro Seminario en sintonía con la comunidad diocesana, está inundada de alegría porque ya está con nosotros nuestro Padre y Pastor, Mons. Ruy Rendón, quien llega como quinto Obispo de nuestra Iglesia particular y cuyo lema episcopal nos llena de esperanza y confianza en Dios: “Yo estoy contigo”.

En su lema podemos palpar para la Iglesia particular que peregrina en Matamoros al guardián solícito, al portador de consuelo, al servidor, al maestro, al padre y amigo.

Ante todo podemos abrigar la esperanza de que el enviado de Dios venga a afrontar con humilde confianza y con coherente coraje los desafíos que el momento presente –caracterizado por nuevos y graves problemas que estamos viviendo- lleva consigo.

Desde el Seminario de Matamoros queremos invitar a toda la comunidad diocesana a que nos unamos en oración por el ministerio pastoral de Mons. Ruy Rendón y a vivir con grande ánimo y apertura de corazón la caridad que nos debe distinguir como discípulos y misioneros de Jesús.

Oremos por nuestro Obispo, para que en el centro de su identidad y misión tenga siempre presente el misterio de Cristo y las características que el Señor Jesús quiso para su Iglesia y así, pueda guiarnos como maestro, sacerdote y Pastor.

Oremos para que con su vida y ministerio episcopal nos manifieste la paternidad de Dios; para que refleje la bondad, la solicitud, la misericordia y la autoridad moral de Cristo; para que nos haga presente la perenne vitalidad el Espíritu Santo que anima y sostiene a su Iglesia.

Y a la vez, vivamos con grande disponibilidad la caridad del cristiano en nuestra Iglesia particular. La edificación del Cuerpo de Cristo es tarea del entero pueblo de Dios; es decir, todos tenemos el derecho y el deber de colaborar bajo la guía de Mons. Ruy Rendón a la misión de la Iglesia. Tengamos presente que la vida del Obispo está gravada por tantos pesos y por la múltiple diversidad de las ocupaciones pastorales, por ello demos el mejor ejemplo de caridad fraterna y de sentido eclesial amando, apoyando y ayudando a nuestro Padre y Pastor.

Invocamos sobre su persona y sobre su futuro ministerio entre nosotros, la asistencia del Espíritu Santo, guía y sostén de la Iglesia, y la protección maternal de la Virgen, Nuestra Señora del Refugio, nuestra Patrona.

Y desde Nuestro Seminario le expresamos que deseamos ser fecundidad del ministerio sacerdotal en nuestra querida Diócesis de Matamoros.

Bienvenido, Mons. Ruy Rendón, nuestro pastor que nos marca el camino que nos conduce al Amor.

Anuncios

Etiquetas:,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: